Acerca del Instituto Paulo Freire

Misión

PAULO FREIRE, es una institución educativa comprometida con el cumplimiento de los principios constitucionales mediante la prestación de un servicio educativo incluyente, con apertura para los niños (as), jóvenes y adultos que deseen o que tengan condiciones especiales para acceder a la educación “no presencial” semipresencial y a distancia a través de PLATAFORMA VIRTUAL, EDUCATIVA, ASISTIDA. Contamos con un equipo de docentes tutores especializados en el manejo de esta estrategia pedagógica para el desarrollo de valores, conceptos, criterios e instrumentos para la formación integral, en la búsqueda de la plena realización en lo afectivo, actitudinal, ético, productivo, político y cultural.

Visión

La INSTITUCIÓN EDUCATIVA PAULO FREIRE, se proyecta para el año 2025 como el INSTITUTO LÍDER reconocido a nivel local, regional y nacional, como uno de los excelentes centros de educación “no presencial” con un alto grado de aplicación de tecnologías de la información y la comunicación TIC, capacitación y un profundo sentido ético, humanístico y social; Será el principal referente de educación asistida en plataforma educativa para niños, jóvenes y adultos en Colombia, con una proyección para personas de habla hispana en todo el mundo, mediante el uso de recursos amigables que converjan de manera efectiva y afectiva, en la dinámica de vida de los estudiantes.

Filosofía

En concordancia con su misión y los planteamientos pedagógicos del maestro Paulo Freire, el Instituto propone su quehacer como una práctica formativa para la comprensión y transformación de la vida, se parte de una noción del ser humano como un ser social, explorador, inserto en el mundo. En el entendido de que las nuevas formas de comunicación permiten ir más allá de las necesidades formativas propiamente dichas, el instituto concibe como un aspecto fundamental, tanto en la teoría como en la ejecución, el estímulo de la innovación. De acuerdo con esta concepción, se otorga especial importancia al desarrollo de la autonomía, al ejercicio de las libertades individuales, a la pluralidad de discursos, la “emancipación intelectual” (Rancière) y a la capacidad para producir y gestionar el conocimiento, de tal forma que los educandos puedan situarse de forma activa frente a sus distintos contextos empíricos como “sujetos colectivos” (Badiou). El Instituto Paulo Freire, asimismo, fundamenta sus actividades a partir de una concepción dinámica, dialógica y constructiva del saber. Se asume el diálogo como "el encuentro amoroso de los hombres que, mediatizados por el mundo, lo 'pronuncian', esto es, lo transforman y, transformándolo, lo humanizan, para la humanización de todos" (Freire, 1973, p. 46).

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar